05 mayo 2008

HABLAMOS CON...Micky H. Ostrowski (Fotógrafo)

Michael Horst Ostroswski, conocido en el Puerto de la Cruz, con el sobrenombre profesional Micky, se ha convertido, por derecho propio, en un referente de la fotografía de las Islas Canarias como arte, ciencia y como oficio, durante más de 40 años de trabajo en Tenerife, donde echó sus raíces, y que en la cumbre de su carrera montó su primera exposición en el Instituto de Estudios Hispánicos de Canarias, que permanece abierta al público desde el 25 de abril. Una muestra en la que exhibe sus impresiones y motivos sobre la ciudad en formato de 360 grados y en soporte lienzo. En la actualidad forma parte de prestigiosas instituciones profesionales de la fotografía como el Instituto Británico de Fotografía Profesional (BIPP) y Asociación de Fotógrafos de Boda y Portrait Internacional (WIPPI), de Estados Unidos. Su pasión por la fotografía, que ha impregnado su vida desde su juventud hasta ahora, la heredó de su madre que trabajaba este arte en Alemania.

-¿Cómo se le ocurrió montar la exposición de fotografías en 360 grados? -“Motivos” es el resultado de la inspiración que me produjo una exposición artística en Estados Unidos, para ello fue necesario construir una cabeza especial para el trípode donde se apoya la cámara y se sincroniza con el objetivo para efectuar las diferentes tomas que conlleva la obtención de una imagen en 360 grados. La exposición será presentada por el profesor Nicolás Barroso. -Comentaba que su dedicación a la fotografía como profesión y como arte lo heredó de su madre, que era fotógrafa. -Mi madre era fotógrafa y eso explica, en gran parte, mi vocación profesional. Luego cursé estudios de fotografía en Munich de 1962 a 1965. Cuando acabé mi formación inicie en una tienda de fotografía en esa ciudad alemana y en 1966 vine a Tenerife para trabajar en Foto Alemana y en 1974 abrimos nuestra primera tienda en la calle Quintana. Posteriormente, me hice cargo de Foto Baeza, que alquilamos durante dos años, hasta que pasamos a la calle San Juan con un estudio propio, para luego trasladarnos a Pérez Zamora. -¿Con qué cámara se inició en la fotografía? -Tuve una gran suerte que mi madre fuera fotógrafa, en mi casa siempre había Rólex Flex, y empecé con ese modelo, que en su día fue el Roll Royce de la fotografía. Después tuve varias marcas y, por último he optado por la réflex de Fuji. El valor o la utilidad de la máquina fotográfica viene dada por la calidad de la lente. La fotografía es arte, es luz, pero no todo el mundo tiene la misma percepción de la luz. Con una vela o un bombillo en la oscuridad veo muchas cosas que otros, posiblemente, no capten. Con la luz de una vela puedo tomar una fotografía. -¿En qué se ha especializado desde entonces? -Siento predilección por la fotografía social, la arquitectura y el retrato. -¿Qué cualidades debe reunir un buen fotógrafo? -Un fotógrafo tiene que ver la realidad en otras dimensiones. A mí me gusta mucho trabajar la luz, ver la luz, entrar en la luz en si. Para la fotografía hay que tener tranquilidad sobre todo, ser espontáneo al otro lado de la cámara, y ver las diferentes perspectivas que ofrece la vida cotidiana. -¿En qué consiste la aplicación del formato de 360 grados? -Es un procedimiento simple, que requiere la sincronización de la base de un trípode con la cámara, con la búsqueda del punto exacto de la fijación de la lente en el eje del trípode. Algunos fabricantes de lentes lo denominan el punto nodal que precisa el lugar en el que está la lente en ese punto. El resultado final de una fotografía de 360 grados corresponde al ordenador, colocar las ocho fotografías. -¿Ha sentido atracción por el fotoperiodismo? -La vida del reportero de prensa es muy castigada y sacrificada. Resulta difícil a veces conciliar esa profesión con la familia, incluso hay situaciones en que tales fotógrafos pasan hambre, a veces. Un reportero de prensa es mejor que viva sólo porque difícilmente puede prestar atención a la familia, porque debe estar dedicado a su trabajo las 24 horas y esto a mí me frenó bastante. -Lo analógico versus digital. -Las máquinas digitales de nueva generación se han impuesto a las convencionales o analógicas, pero todavía se precisa de las emulsiones o películas para obtener fotografías de alta resolución, como las que se emplean en carteles o vallas publicitarias. Para esas dimensiones la película supera al sistema digital. Sin embargo, para un reportaje fotográfico de una boda no se precisa tanta resolución. -¿Fotografía en blanco y negro o color? -Me gustan ambas modalidades. El blanco negro es muy interesante para el retrato, porque se puede extraer más expresión que en una foto en color. Los paisajes con temporales en blanco y negro pueden ser más expresivos.

No hay comentarios:

Paula Viera de León, Reina del Carnaval Internacional del Puerto de la Cruz 2018

Paula Viera de León se ha convertido en la nueva Reina del Carnaval Internacional del Puerto de la Cruz 2018, luciendo la fantasía “Al son...